Eficiencia Energética

Las actuaciones específicamente relacionadas con la eficiencia energética se engloban fundamentalmente dos esferas de actividad:

  1. Optimización del coste de los suministros energéticos.
  2. Optimización del gasto a través de medidas de ahorro energético.

En cuanto a la primera actividad, el SIA ha auditado ya todos los centros de la Universidad que reciben el suministro eléctrico en alta tensión, habiéndose gestionado nuevos contratos en régimen de libre mercado realmente ajustados a las necesidades de cada uno, anticipándonos así a la desaparición de la tarifa eléctrica del próximo mes de julio. El resto de los suministros, en baja tensión, serán auditados progresivamente para poder contratar en libre mercado en cuanto desaparezcan sus correspondientes tarifas legales.

Respecto de los suministros de combustible, y tras el análisis de las distintas experiencias habidas hasta ahora en la Universidad, el SIA ha establecido un programa de eliminación progresiva del consumo de gasóleo para adoptar gas natural canalizado, implantando a un tiempo un sistema de gestión centralizada de todos los sistemas térmicos de la Universidad.

En cuanto a la segunda actividad, las medidas de ahorro energético comienzan por la cuantificación de las mejoras de aislamiento necesarias en cada reforma en curso de las construcciones y edificios de toda la Universidad, como manera más eficaz de reducir el gasto energético. También se está impulsando, en conjunción con otros servicios de la Universidad, la definición de un estándar de confort que, junto con otras medidas de uso eficiente de la energía, implique el compromiso de todos los universitarios por racionalizar el gasto energético global.

Esta preocupación por la eficiencia energética es un objetivo transversal para todo el SIA, pero hay otros objetivos particulares, como por ejemplo la búsqueda de oportunidades para la implantación de aprovechamientos de energías renovables y cogeneración en los dominios universitarios.